El fabricante holandés de vehículos 'súper deportivos' Spyker cerró hoy la compra de la firma sueca Saab al grupo automovilístico estadounidense General Motors, informaron hoy ambas compañías en un comunicado conjunto.  En virtud del acuerdo para la venta de Saab, que se cerró el pasado 26 de enero, Spyker pagará a General Motors 74 millones de dólares (55,8 millones de euros) en efectivo. Los primeros 50 millones de dólares (36,7 millones de euros) se acordó que se abonarían al culminar la operación y los 24 millones de dólares restantes (17,6 millones de euros), el próximo 15 de julio.