La agencia de calificación crediticia Standard & Poor's (S&P) ha revisado su perspectiva sobre RBS y sus filiales a "negativa" desde "estable", a la vez que ha confirmado sus ratings sobre la deuda a largo y corto plazo de la entidad en "AA-/A-1+", aunque la agencia de calificación señala que los 'ratings' de la entidad bancaria podrían ser rebajados si Standard & Poor's considera que RBS no tiene la capacidad de reconstruir la sinergia entre costes e ingresos planeada.