El fabricante de electrónica japonés Sony triplicó su beneficio neto en el año fiscal 2007, que terminó el 31 de marzo, hasta alcanzar los 369.440 millones de yenes (3.524 millones de dólares). La empresa obtuvo esta mejora en el beneficio gracias a unas ventas de 8,87 billones de yenes (84.654 millones de dólares), casi un 7% más que las logradas en el pasado año fiscal.