Los beneficios de Sony Ericsson para el tercer trimestre ha registrado una caída del 11% hasta los 384 millones de euros, frente al mismo período del año anterior por menores márgenes como consecuencia de su batalla para ganar cuota de mercado. El beneficio, que estuvo en línea con las previsiones del mercado, supone un incremento de las ventas del 7% hasta los 3.108 millones de euros.