El vicepresidente del Gobierno y ministro de Economía, Pedro Solbes dijo anoche que España afronta la actual fase de desaceleración de la economía desde una posición sólida debido a la robustez del sistema financiero y a las saneadas cuentas públicas. En su intervención ante la junta de gobernadores de The Conference Board Solbes explicó que las entidades financieras cuentas con una base de capital y reservas sólidos y con un alto nivel de reservas para hacer frente al incremento de la morosidad. El titular de Economía añadió que las cuentas públicas otorgan un margen de maniobra que el Gobierno utilizará con cautela.