El vicepresidente segundo, Pedro Solbes, reconoció que ahora son "mayores" los riesgos que pueden "orientar" el crecimiento económico "más a la baja" de lo previsto, si bien ha añadido que la economía española "ha demostrado su adaptación" a los entornos cambiantes y esta ocasión "no va a ser una excepción". Al inicio de su discurso en el debate de totalidad de los Presupuestos Generales del Estado para el año que viene, Solbes apuntó que aunque las turbulencias financieras de los últimos meses suponen un "elemento adicional de incertidumbre", el crecimiento del 3,3% que prevé el Gobierno para 2008 sigue siendo una cifra "razonable".