Sol Meliá obtuvo un beneficio neto atribuido de 20,3 millones de euros en el primer trimestre de 2007, lo que supone un descenso del 8,9% en comparación con el mismo período del pasado ejercicio.
La cifra de negocio aumentó entre enero y marzo a una tasa interanual del 6%, hasta 289,8 millones de euros. El resultado bruto de las actividades continuadas disminuyó un 4,1%, hasta 20,9 millones de euros.