La negación por parte del Parlamento de aprobar el cuarto plan de austeridad ha derribado al Gobierno socialista de José Sócrates.


El primer ministro ha presentado su dimisión en la rueda de prensa posterior al rechazo del Parlamento de su propuesta de cambio para el país. El Parlamento vivió hoy una jornada intensa tras más de cuatro horas de debate, aunque el presidente sólo estuvo allí durante la intervención de Fernando Teixeira, ministro de Finanzas.

La votación en contra por parte de toda la oposición se convertía en una moción de censura al gobierno, que está en el poder desde el año 2005. El último plan que presentó el Ejecutivo proponía subir aún más el IVA y abaratar el despido. La oposición argumentaba que el gobierno luso “ha sido incapaz de reformar estructuralmente los sistemas públicos”.

Todas las medidas de austeridad que se aprobaron en el último año no han tenido éxito y el bono portugués se ha disparado hasta el 7,8% a 10 años. Hay que tener en cuenta que el límite para que se produzca la intervención del FMI es desde un punto menos de lo que vive el país vecino. El rescate supondría devolver el dinero prestado más adelante, y eso no resultará nada fácil.