Societe Generale rebaja su precio objetivo sobre Iberdrola a 6,1 euros desde 6,2 euros y reitera su recomendación de mantener para descontar los efectos de las nuevas acciones tras la ampliación de capital de 1.325 millones de euros. Apunta que la ampliación diluirá el BPA en un 3% como media. La compañía amplío capital para mantener una cómoda posición financiera, aunque la venta de activos por 1.600 millones de euros adicionales podría ser más problemática. La acción está plana en 5,55 euros.