La situación financiera del gestor aeroportuario BAA, filial del grupo español Ferrovial, preocupa a la Comisión de Competencia (CC) del Reino Unido, que teme que pueda afectar a la capacidad de inversión de la compañía en los siete aeródromos que posee en el país. En un adelanto de la investigación que la CC lleva a cabo sobre la situación de casi monopolio que el gestor tiene sobre el tráfico aéreo del país, especialmente en Londres, el regulador mostró hoy su "preocupación" por la "dependencia" financiera que tiene BAA del balance de un solo grupo empresarial. "Lo único que nos preocupa de la situación financiera de BAA es que afecte a las inversiones", reiteró el máximo responsable de la investigación sobre el gestor, Christopher Clarke, en un encuentro con periodistas posterior a la divulgación del informe preliminar. El gestor lleva meses negociando una refinanciación de la deuda que contrajo Ferrovial tras su adquisición y que asciende a unos 9.000 millones de libras (11.200 millones de euros, al cambio actual).