Segunda sesión de la semana y segunda jornada de caídas en la renta variable asiática. El Nikkei se dejó un 1.1% al cierre hasta los 8.456 puntos.

El Nikkei de la Bolsa de Tokio ha cerrado la jornada con una caída del 1,1%, hasta los 8.456 enteros. Lo hizo en una jornada en la que el ministro japonés de Finanzas, Jun Azumi instó a los miembros de la Eurozona a aplicar medidas de rescate a Grecia cuanto antes, algo que contribuirá a frenar la subida del yen.

Entre los datos macro de la sesión, la inflación surcoreana se moderó en septiembre hasta el 4,3%, un incremento menor al 5,3% de agosto pero aún por encima del límite de inflación. En el mes de septiembre los precios en la cuarta economía asiática consiguieron frenar su ascenso más rápido en tres años, aunque septiembre suma el noveno mes consecutivo en el que la inflación supera el 4%.

Por otro lado, el Gobierno chino expresó hoy su "rechazo firme" a la apertura en el Senado americano del debate de un proyecto de ley que abre la posibilidad a sanciones comerciales contra China por mantener el yuan por debajo de su valor real en perjuicio de las exportaciones estadounidenses. El Senado, por 79 votos a favor y 19 en contra, aceptó ayer debatir el proyecto, que cuenta con el respaldo de republicanos y demócratas, por lo que se prevé que se votado y apruebe esta misma semana,