La corporación alemana Siemens ha conseguido pedidos por un total de unos 1.000 millones de euros para proyectos de infraestructura de la Copa del Mundo de Fútbol que se celebrará en Sudáfrica en 2010, informó hoy el consorcio tecnológico. El 80% de los pedidos son para proyectos energéticos en Sudáfrica, en donde las necesidades de electricidad "son inmensas". En concreto, Siemens ha construido nuevas centrales eléctricas eficientes en Ciudad de El Cabo y Mossel Bay. Estas plantas ayudarán a gestionar los picos de demanda en la red eléctrica nacional durante la Copa del Mundo y asegurarán el suministro general de electricidad para la población y los negocios locales.