El fabricante de aerogeneradores hispano  alemán es la compañía que más cae hoy en el Ibex 35 tras  publicar las cuentas del segundeo trimestre fiscal de 2018. La empresa ganó 35 millones de euros en este periodo, una cifra que no se puede comparar con la del año anterior, porque la compañía no facilita el dato.  

En seis meses la empresa no ha ganado nada debido, dicen, al impacto en la amortización del valor razonable de intangibles y por los costes de reestructuración e integración, que han ascendido a 98 millones de euros.

Las ventas durante este periodo cayeron un 29%, hasta 2.242 millones de euros.  Explican en la firma que este descenso se debe a la caída de precios y el menor volumen en aerogeneradores.

Al contrario de lo que ocurre con otras compañías del Ibex 35, a Siemens Gamesa le ha beneficiado la  divisa y ha obtenido un impacto postivo de 19 millones de euros.

Por el momento, hay aspectos positivos ya que la cartera de pedidos de la firma asciende a 22.041 millones de euros, al nivel del pico del mercado de hace un año.  En concreto, tienen 3.043 millones de euros en pedidos en firme, alcanzando la cobertura total de la guía de ventas de 2018

Además, señalan que en este periodo se ha producido la mejor entrada de pedidos histórica en onshore con el mercado Indio repuntando. Además, la compañía se beneficia de su segundo trimestre de estabilización del precio medio de venta.

Siemens Gamesa

Los analistas de Link Securities señalan que las cifras están por encima del consenso. “El menor volumen de ventas y el descenso de los precios de los aerogeneradores siguen presionando a la baja tanto las ventas como los márgenes de explotación del grupo”, explican

Con todo, explican en esta firma que “la evolución de los resultados en el trimestre, así como en el conjunto del primer semestre fiscal están en línea con las guías de la compañía para el conjunto del ejercicio 2018. La compañía espera una mejora de los resultados a medida que avance el año gracias a la generación de las primeras sinergias derivadas de la fusión, así como del proceso de reestructuración que ha puesto en marcha”.

Para estos analistas, los resultados de Siemens Gamesa y su cartera de pedidos aseguran que cubrirá los objetivos para el año “lo que debe ser bien recibido por el valor, tras las dudas que generó la compañía con los decepcionantes resultados publicados el pasado ejercicio. Por el momento todavía es pronto para que tanto las sinergias como el ambicioso plan de reestructuración planteado por el grupo comiencen a dar sus frutos, pero es previsible que en los próximos trimestres comiencen a reflejarse en su cuenta de resultados”. Tras estas noticias han optado por poner al valor en revisión.