El grupo industrial alemán recortará 600 empleos en su filial alemana de servicios de comunicaciones para empresas para intentar llevarla a la zona de beneficios operativos. La dirección de la filial, que tiene una plantilla de 6.000 trabajadores en Alemania, ha comunicado estos planes a la comisión económica del grupo y a los comités de empresa locales. Según un portavoz, la situación contable de esta filial es tensa y se deben aplicar nuevas medidas para disminuir los costes. Enterprise Communications es la única división que aún posee Siemens de lo que fue su área de comunicaciones, cuya mayor parte se traspasó a la sociedad de riesgo compartido Nokia Siemens Networks, creada con el fabricante de teléfonos móviles Nokia el año pasado.