El ministro de Finanzas griego, Yorgos Papaconstantínu, afirmó hoy en Atenas que si Grecia no recibe un quinto tramo de ayuda externa por valor de 12.000 millones de euros en junio, el país declarará la bancarrota.


"La verdad es muy difícil y si no recibimos el dinero (del quinto tramo) hacia el 26 de junio nos veremos obligados a cerrar la tienda y declarar la imposibilidad de pagar nuestras obligaciones", dijo el titular en una entrevista exclusiva al canal privado ateniense "Skai."

El Gobierno está a la espera de que las medidas de austeridad anunciadas reciban el visto bueno de los expertos que llegan el miércoles a Atenas de la Unión Europea (UE) y el FMI, que otorgaron a Grecia un plan de ayuda trienal de 110.000 millones de euros en 2010.

Unas horas antes, el Gobierno griego había decidido avanzar de forma urgente en la adopción de nuevas medidas de austeridad para ahorrar 28.000 millones de euros hasta 2015.

Además, anunció un programa inmediato de privatizaciones de empresas estatales y activos públicos para obtener otros 50.000 millones adicionales de privatizaciones, después de que sus socios de la UE presionasen a Atenas para que aplicase de forma urgente nuevas reformas estructurales y privatizaciones.

Papaconstantínu atribuyó a "una recesión más profunda de lo esperado" que el déficit fiscal de Grecia aumentase en los primeros cuatro meses del año hasta los 7.246 millones de euros, superando los pronósticos en 322 millones de euros de la meta inicial. (EFE)