El riesgo país español tocaba ayer los 300 puntos básicos. Alexis Ortega, socio director de Finagentes Gestión reconoce que hay zonas como los 400 puntos básicos que “si no nos situamos por debajo en dos semanas estamos en peligro de intervención”.
Lo más importante, prosigue, es que Italia se ha separado de todo el problema “y se ha situado en la zona de riesgo medio entre los 200-300 puntos básicos y, lejos de relajarse como ha hecho la española, se mantiene cómodamente por encima de los 200 puntos por lo que es otro de los elementos que podría meterse en esta historia, incluso antes que España”, reconoce este experto en Radio Intereconomia.

Ante este escenario, es cuestión de que con el tiempo la situación se tranquilice en Grecia y que haya un Plan B que permita hacer algo. Un plan que consistiría, según Ortega, en “relajar algo las pretensiones, darle más plazo, bajar los tipos de interés de las ayudas y hacer planes de ajuste con más tiempo del que se está planteando ahora”. El socio director de Finagentetes gestión advierte de que Grecia tiene falta de competitividad para estar en la UE y habrá que resolver esos problemas si quiere seguir dentro. “Pero si el plan es quitar las medidas, tendremos que aceptar un impago”.

Y en medio de la vorágine, nuevamente el sector financiero alemán y francés. Este experto recuerda los bancos no pueden pensar que sus inversiones están garantizadas “pues invertir y perder es parte del liberalismo que ellos mismos predican”. Ellos estaban detrás de la rebaja de rating de Grecia, que lo convirtieran en impago y el BCE no diera dinero. “Lo más lógico es que los bancos acepten que sus inversiones tuvieron mucho riesgo y aceptar la parte de pérdida que les toca”.

Respecto a lo que nos espera para la segunda parte del año, Ortega prevé un segundo semestre con problemas más importantes porque los problemas de deuda no sólo vinieron para quedarse sino también para extensderse. Al otro lado del Atlántico también supondrá un problema la eliminación del QE2 y “todo lo que ha supuesto problemas sociales en Europa se trasladará a EEUU, con lo que la segunda parte del año es susceptible de tener más problemas”, concluye.