El gobernador del Banco de Japón, Masaaki Shirakawa, ha señalado que los precios de las materias primas internacionales podrían estar cerca de alcanzar su punto más alto, pero mantiene la cautela e indica que el banco debe observar cómo afectan los elevados niveles actuales a la economía mundial y a la japonesa. "Es posible que toquen techo relativamente pronto", ha señalado Shirakawa en una rueda de prensa. "Es muy importante controlar cómo puede afectar la subida de los precios de las materias primas a la economía mundial", y, por tanto, también a la nipona.