Aunque ha habido algo más de movimiento en cuanto a valoraciones, esta última semana se ha saldado con más pena que gloria en actividad de negocio. 
De este escaso movimiento pueden extraer importantes conclusiones tanto de la facilidad para maquillar posiciones bajistas como de las penalizaciones que deben abonar los accionistas a la hora de vender.

De las 20 compañías que cotizan, seis de ellas han logrado ganar terreno, por cinco que lo han perdido y 9 que se han quedado tal y como estaban.

La lista de valores ganadores la ha encabezado esta semana Bodaclick con una revalorización del orden del 6 por ciento, hasta los 0,89 euros por acción. La ausencia de noticias relevantes y el escaso volumen de negocio, apenas se han cambiado de manos 1.000 acciones, hacen pensar en una operación puramente cosmética del equipo directivo con el fin de sacar del pozo sus acciones que en las últimas semanas han marcado mínimos históricos en 0,7 euros frente a la valoración de 2,78 euros por título con la que debutó en el mercado, allá por julio de 2010.
También ha destacado Neuron con un alza del 3,5 por ciento y algo más de negocio para recupera de nuevo la barrera de los 3 euros por acción. Entre los accionistas de la biotecnológica, sin embargo, sigue habiendo un poso de preocupación respecto a los proyectos en los que está inmersa la compañía, lo que se ha traducido en un importante recorte de su cotización desde los 4 euros de valoración registrados en junio de este año.

Catenon y AB Biotics -con alzas del 1,5 por ciento, y Zinkia y Carbures, con discretas ganancias, completan la lista de valores ganadores de la semana. En el extremo negativo se ha situado en esta ocasión Gowex. La empresa de telecomunicaciones ha recortado un 4 por ciento, siendo de nuevo uno de los más activos del mercado. Una lógica recogida de beneficios tras marcar máximos históricos en las semanas anteriores, animada por su expansión internacional y su intención de cotizar en Nueva York. De hecho, pese a los ajustes de esta semana, los expertos auguran un crecimiento del 40 por ciento de sus ingresos en 2012 para situarse cerca de los 100 millones de euros. Cifra que podría duplicar en 2017.

Entre los descensos de la semana cabría destacar también los de Imaginarium, los de la empresa de alimentación Lumar y los del Grupo Nostrum más que por la diferencia, las caídas han oscilado entre el 2,15 y el 1,22 por ciento, por su escasa negociación. Entre las tres apenas han movido poco más de 2.600 acciones. De ello se desprende que aquellos accionistas que quieren deshacer posiciones en el MAB sufren penalizaciones de entre el 1 y el 2 por ciento en la venta por parte de las entidades encargadas de proveer de liquidez a la compañía.

Entre las empresas que han permanecido sin cambios cabe destacar a Secuoya tras anunciar que un conglomerado de entidades de capital riesgo gestionadas por N+1 Capital Privado han adquirido el 41,25% del capital de Secuoya, por lo que la participación del grupo es del 55%.

Artículo firmado por Pablo López Herrero, periodista