Tras batir un nuevo máximo histórico el pasado lunes al superar los 8.600 puntos, el selectivo germano tiene todos los indicadores a su favor para mantener su tendencia alcista.