El presidente de la firma automovilística española Seat, James Muir, anunció que el inicio de la producción en las regiones de Latinoamérica y de Asia por el momento "no es una prioridad" para la compañía, que centrará sus inversiones en aumentar la capacidad de la planta de producción de Martorell (Barcelona).