Se espera que el Banco Central Europeo recorte los tipos de interés 50 puntos básicos, hasta el 1,5%, en su reunión del jueves. A medida que aumentan las pruebas de que la actividad económica se está deteriorando, los miembros del consejo de gobierno del BCE han insinuado que los tipos probablemente bajarán para compensar la caída de la demanda. Entre los datos macroeconómicos que se publicarán la próxima semana, destacan los índices de gestores de compras de febrero, que probablemente confirmarán la debilidad mostrada por los datos adelantados. Por otra parte, el dato de ventas minoristas en Alemania debería mostrar una desaceleración de la actividad, mientras que para la producción industrial en España se espera mayor debilidad.