Hablamos con Leonardo Fernández,  Director de Canal Intermediario Schroders, un fondo de inversión que se beneficia de las compañías renovables para saber qué piensa sobre lo plasmado en el acuerdo de París que recogía que para el año 2020 el 20% de las energías deberían ser renovables

Ustedes tienen un fondo, el Schroder ISF Global Climate Change, que invierte en energía limpia, eficiencia energética, recursos medioambientales, líderes en bajas emisiones y transporte sostenible, ¿Por qué un fondo de este tipo?

No es una cosa nueva, nosotros llevamos gestionando este producto desde 2007 y la idea que hay detrás de toda esta inversión es que al final lo que vemos es que el cambio climático está en la agenda de los políticos y esto va a impactar en las compañías, y lo que intentamos es agrupar todo el universo de inversión en esas cinco temáticas. No tienen por qué dedicarse únicamente a esto, sino que su impacto provenga de uno de estos cinco factores y al final lo que vemos es que en todos los sectores están presente compañías donde de media más del 20% de sus beneficios se pueden ver afectados por uno de estos cinco factores o por varios a la vez.

El universo de inversión del fondo son unas 600 empresas y en la cartera tienen alrededor de 40 o 60, ¿En qué se fijan a la hora de seleccionar las compañías?

Lo primer es que es un fondo global, intentamos buscar las compañías a nivel global que mejor puedan funcionar. A diferencia de estos fondos es que no nos centramos sólo en compañías que se vean realmente impactadas por uno de los cinco factores, sino que intentamos ver aquellas compañías que haciendo bien sus deberes y sus modelos de negocio tradicionales que realmente vean como sus beneficios se ven impulsados por adaptarse o mitigar estos cambios tecnológicos.

Distribución activos Schroder ISF Global climate change equity

Como bien decías, partimos de un universo muy amplio formado por 600 compañías globales, y a la hora de definir nuestro estilo lo que buscamos es que el mercado es muy bueno prediciendo a 12 meses los beneficios de las compañías y creemos que tenemos poco valor añadido que aportar, si bien es cierto con forme nos alejamos en el tiempo sí que vemos grandes diferencias entre lo que predicen los analistas de lo que nos dicen nuestros analistas que miran bien las cuentas, hablan con las compañías etc. lo que intentamos hacer es buscar las compañías donde ese crecimiento futuro no está reflejado en los modelos de los analistas, y es esa diferencia de crecimiento lo que marca la diferencia, desde nuestro punto de vista, entre una buena inversión y una mala inversión.

Me llama la atención que en cartera haya dos compañías como Amazon y Alphabet, que son grandes compañías tecnológicas americanas y que así, a priori, no tienen ninguna relación con este sector energético, ¿Cuál es el motivo de incluirlas en cartera?

Se trata de un fondo global, no intentamos excluir nada si bien es cierto detrás de todas estas compañías lo principal es que tiene que haber una tesis de inversión. Estas compañías tecnológicas que quizás no sean las típicas que vemos en estos fondos tienen dos puntos principales que les hacen ser unos grandes candidatos, el primero es todo el almacenamiento de datos. Vemos cómo las compañías cada vez más tienen que tratar datos y almacenarlos y esto lleva un consumo de esos servidores que necesitan, y estas compañías al final han sido las grandes beneficiadas porque son capaces de vender a otras compañías. De media si tuviéramos un servidor en cada una de las pequeñas y medianas compañías, lo que se suele utilizar es alrededor del 15% y el 25% de estos servidores, lo que han conseguido estas tecnológicas primero, porque su negocio se basa en esto y segundo, por poder alquilar estos servidores a otras compañías, es que ese ratio de utilización sea del 65% con lo cual vemos una mejora sustancial en lo que están utilizando.

Dentro de esta temática el segundo punto que es cuando pensamos en un servidor, lo que necesitas es un cuarto refrigerado y eso al final lo que tiene es un consumo eléctrico alucinante. Estas compañías han desarrollado sitios donde no haga mucho calor, con lo cual no se necesite enfriar tanto ese lugar y además que mucha de la energía que utilizan sea renovable, sobre todo aquella solar por ejemplo. Con lo cual una vez más reducen los costes de tener en funcionamiento esto.

Por otra parte, está la cuestión de cómo hacemos las compras las personas, y Amazon basa su negocio en que es mucho más eficiente comprar online y que alguien te lo lleve a casa que todas esas miles de personas yendo a las distintas tiendas. Amazon con un solo camión puede repartir a 100 personas que están cerca. Además la segunda derivada de esto que han estado haciendo últimamente son los diferentes puntos de interés que ponen en gasolineras o tiendas de conveniencia donde la gente se puede acercar a un sitio mucho más cercano a su casa, con lo cual los desplazamientos son muchos menores. Si encima a esto le añadimos la inclusión de vehículos eléctricos en este desarrollo, desde luego en cuanto a eficiencia energética y polución minimiza mucho toda esa contaminación que los gobiernos tienen entre ceja y ceja disminuir de cara a los próximos años.

El fondo también sobrepondera a Estados Unidos frente a Europa, ¿Les preocupan las políticas que está llevando a cabo Trump en materia energética?

El fondo ahora mismo puede estar así posicionado pero mañana puede estar de otra manera, como digo buscamos las mejores oportunidades a nivel global. El señor Trump o señor mister Twitter lo que hace es cambiar de la noche a la mañana lo que puede ser bueno o malo para una compañía. Al final ese cortoplacismo intentamos evitarlo ya que nuestra visión va más a 3 o 5 años, evidentemente hay cosas que Trump decide y que pueden impactar en los resultados de las compañías pero predecir eso a corto plazo es muy complicado.

Donald Trump se salió del acuerdo firmado por Estados Unidos, pero si miramos por detrás los diferentes estados de Estados Unidos y diferentes ayuntamientos han seguido con sus planes de cambio climático, con lo cual aunque Trump decida quitar a nivel país algunas de estas problemáticas, sí que los ciudadanos yo creo que lo tienen muy interiorizado y de hecho es uno de los países que van más por delante en cuanto a intentar paliar ese efecto del cambio climático.

El fondo tiene una volatilidad del 13,6%, una rentabilidad anualizada en los últimos 5 años superior al 11%, ¿Cuál es el perfil del inversor que se acerca a este tipo de fondos?

Se trata de una solución de renta variable global, con lo cual va orientado a aquellos inversores que quieran tener una exposición a renta variable, que quieran que nosotros le hagamos esa distribución geográfica según veamos esas ideas de inversión, y por tanto tener claro que el riesgo que asumimos cuando invertimos en esto es renta variable.

Ponemos el foco de inversión en el cambio climático porque vemos que es un tema que está todos los días en los periódicos como tema protagonista.

¿Tiene algún tipo de rentabilidad objetivo?

No, como digo la idea es batir al índice de renta variable global, intentar hacerlo lo máximo y más consistentemente posible a lo largo de los años. 

Comportamiento  Schroder ISF Global climate change equity