El acuerdo alcanzado entre el fabricante canadiense de componentes para automóviles Magna, Sberbank y el grupo General Motors sobre la venta de Opel contempla que el banco ruso podrá vender su participación del 27,5% en la firma automovilística alemana a la marca rusa GAZ o al banco VEB, según informó este jueves el viceconsejero delegado de Magna, Sigfried Wolf. Wolf confirmó que su empresa y Sberbank habían llegado a un acuerdo sobre la oferta realizada para entrar en Opel, después de solucionar los diferentes puntos en los que se había estancado la negociación y se mostró confiado en que el consejo de administración de General Motors podría tomar una decisión sobre el futuro dueño de su filial alemana la próxima semana.