El presidente francés, Nicolas Sarkozy, defendió hoy en Ginebra ante la Asamblea general de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) la necesidad de cambiar el actual modelo de crecimiento y regular la mundialización. Asimismo, propuso reforzar el papel de la OIT ante el resto de instituciones internacionales. "Para salir de la crisis, para restablecer la confianza, para que cientos de miles de seres humanos puedan de nuevo mirar al futuro como una promesa, hace falta cambiar de modelo de crecimiento. Hace falta regular la mundialización", dijo el mandatario galo tras poner de relieve que democracia, libertad y progreso social no son "logros irreversibles".