Santander y BBVA figuran entres las cinco entidades financieras internacionales que han presentado ofertas por las 318 sucursales que pone a la venta el Royal Bank of Scotland (RBS), según informa hoy la prensa británica. Las otras tres entidades interesadas en hacerse con las sucursales de este banco, parcialmente nacionalizado tras la crisis financiera de 2008, son Virgin Money, el negocio financiero de Richard Branson, el Banco Nacional de Australia y la sociedad estadounidense de participaciones J.C. Flowers.