Banco Santander ha anunciado este lunes la venta de su participación del 49% en WiZink a Värde Partners. El fondo estadounidense ya poseía el 51% del banco digital desde 2014.

Aunque no se ha conocido el importe de la operación, la entidad que preside Ana Patricia Botín mantiene el negocio de tarjetas de crédito y débito comercializadas por Popular en España y Portugal, que WiZink había adquirido previamente en 2014 y 2016 a Popular.

WiZink era hasta ahora la propuesta de banca digital de Banco Popular, que a mediados del año 2000 comenzó con el nombre de Bancopopular-e. En 2014, Popular alcanzó un acuerdo con Citibank para la compra de su negocio de banca de consumo en España y en noviembre de 2016 integró el negocio de tarjetas de Barclays en España y Portugal.

En 2017, WiZink empezó a operar en Portugal bajo esa denominación.

Santander apunta en el hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que espera “que ambas operaciones tengan un impacto positivo en su ratio CET 1 fully loaded de aproximadamente 10 puntos básicos”. “Estas operaciones no generan impactos significativos en los resultados del Grupo Santander”, remarca la entidad.

Las acciones de Banco Santander se revalorizan este lunes un 0,6% hasta los 5,2 euros por acción. Los títulos de la entidad acumulan unas pérdidas del 4% en lo que va de año y un 3,7% en los últimos doce meses. La rentabilidad por dividendo de las acciones es del 4,34%, según recoge Bloomberg.