Francisco Luzón, consejero director general del Banco Santander, asegura que nuestro país, precursor de la inversión en América Latina, no puede dejar de hacerlo precisamente ahora que ha conseguido 'que la clase media alcance al 75% de la población'.

Durante la celebración del 13º Foro Latibex, Francisco Luzón ha abierto su intervención pidiendo al Gobierno 'la aprobación de incentivos para que las PYMES puedan internacionalizarse', con especial incidencia sobre América Latina.

'Mientras España se retrae, el mundo invierte directamente en América Latina', afirma el consejero del Banco Santander que advierte, además, que 'si no reiniciamos un nuevo proceso de flujo de inversión en la región, es muy probable que en los próximos 15 años las empresas españolas pierdan su liderazgo allí.'

Luzón ha hablado de España como un país precursor en su inversión en la región, pero a la que la crisis económica podría dejar fuera de juego frente a la zona de Asia-Pacífico. 'En los momentos más difíciles nos adelantamos en la invertimos. Reiniciemos una segunda ola de inversiones extendiéndolo a las PYMES. Pero hagámoslo ya. En beneficio de nuestra economía, nuestro empleo y en beneficio de la propia América Latina.'

Francisco Luzón llama al empresariado nacional a 'convertir a América Latina en la cabeza de puente para acceder a los mercados de alto crecimiento de Asia y Pacífico. Hoy que se hace difícil acceder a la financiación en euros', sostiene Luzón, 'Latinoamérica encuentra mayores facilidades en la financiación en moneda local o en dólares.'


'América Latina, centro de la política empresarial de España'
El Banco Santander ve un gran potencial de crecimiento en la región a nivel de inversión con lo que mantiene un discurso de reiteración sobre la necesidad de mantener los flujos de capital a pesar de las dificultades económicas por las que atraviesa Europa.

'En un continente prometedor que conocemos como pocos, hemos dejado de invertir precisamente ahora que hemos conseguido que el 75% de sus ciudadanos se conviertan en clase media. Hemos dejado de invertir al mismo tiempo que empresas del resto del mundo están descubriendo esto', afirma Luzón.

Según datos de la entidad presidida por Emilio Botín, América Latina atrajo en 2010 una inversión extranjera neta por valor de 165.000 millones de dólares de los que más de 100.000 millones son inversión directa. De ahí que Luzón llame a 'recuperar el rumbo perdido' sobre la región.