El consorcio formado por Royal Bank of Scotland (RBS), el grupo Santander y Fortis para la compra de ABN Amro ha pospuesto la reunión prevista para hoy con el banco holandés a la espera de más información sobre la entidad estadounidense La Salle.
En un comunicado, el consorcio explica que tenía pensado reunirse a las 14.30 horas con ABN Amro, pero que, a la vista del acuerdo suscrito hoy por el banco holandés para su venta a Barclays, ha decidido suspender el encuentro. "A las 14.30 de hoy estaba previsto celebrar una reunión con ABN Amro con el fin de que los bancos pudieran presentar sus propuestas a esta entidad, de manera que pudieran ser valoradas por ABN Amro a la vez que la propuesta de Barclays", señala el comunicado. "La propuesta de los bancos contempla el mantenimiento de La Salle Bank", pero, "en vista de la decisión de ABN Amro de vender La Salle Bank a Bank of America, los bancos necesitan analizar las circunstancias en las que dicha venta puede resolverse", señala el comunicado. El consorcio dice que está solicitando hoy esta información, por lo que no considera apropiado reunirse con el banco holandés. Barclays acordó hoy la compra de ABN Amro por 67.000 millones de euros, en una operación que permitirá crear uno de los mayores bancos europeos y que incluye la venta de La Salle a Bank of America. El acuerdo contempla que Barclays venderá la entidad financiera estadounidense La Salle a Bank of America por un importe de 21.000 millones de dólares (15.462 millones de euros). ABN Amro y Barclays estiman que la combinación de sus negocios generará unas sinergias de aproximadamente 3.500 millones de euros en 2010 e incluirá un recorte de plantilla de 12.800 empleos. Los accionistas de ABN Amro recibirán 3,225 acciones ordinarias de Barclays por cada título propio de la entidad holandesa. Junto a este recorte de empleo, la operación incluye la conversión de 10.800 empleos de jornada completa en posiciones deslocalizadas de bajo coste, de modo que en total 23.600 puestos de trabajo quedarán alterados o destruidos con la compra. Los consejo de administración de ambas entidades recomendaron a sus accionistas la operación, que se produce varias semanas después del inicio de negociaciones en exclusiva entre ambos bancos.