Santander acordó el martes pagar 235 millones de dólares para resolver una reclamación interpuesta por el fideicomisario que está liquidando la extinta Madoff.  De ser aprobada por el tribunal de bancarrota que supervisa la liquidación de la compañía Madoff, el acuerdo del banco con el fideicomisario elevaría el importe recuperado para los inversores en Madoff a más de 1.200 millones de dólares.

El fideicomisario, Irving Picard of Baker & Hostetler LLP, explicó que el acuerdo asciende al 85% de lo que habría intentado conseguir del fondo de inversión de Santander.  Ha demandado a varios otros fondos subordinados de Madoff y a inversores por más de 10.000 millones de dólares, alegando que "tendrían que haber sabido" del fraude de Madoff. Algunos demandados han refutado las acusaciones; otros no han contestado.

Santander no realizó comentarios. El martes, Picard también señaló que por el momento ha comprometido US$116 millones en adelantos para 237 demandantes que sufrieron pérdidas por el fraude de Madoff. Madoff se ha declarado culpable del fraude piramidal y se encuentra en prisión a la espera de una sentencia.

Santander, uno de los mayores bancos de Europa, tenía cerca de 3.000 millones de dólares invertidos a través de su fondo de inversión Optimal Investment Services SA, y obtuvo casi 100 millones de dólares en comisiones sólo entre 2006 y 2007. La exposición directa del propio banco al fraude asciende a 17 millones de euros.

Madoff utilizaba una red internacional de fondos subordinados -entre los que se encontraban Santander- para captar el dinero de los clientes. La relación de Optimal con Madoff se remonta a hace más de una década. Alrededor de un 70% de los clientes afectados se encuentran en América Latina, de acuerdo con fuentes cercanas a la situación. Muchos de esos clientes también controlan compañías con las que Santander tiene relación. Por otro lado, Santander es uno de los bancos que han compensado a sus clientes por las pérdidas incurridas por el fraude.  La fiscalía anticorrupción española está investigando a Santandery otros fondos que vendieron los productos de Madoff en España.