La CNMV ha eximido al Banco Santander de lanzar una OPA sobre el 100% de Metrovacesa aunque supere el 30% de participación.

La CNMV ha cedido a la petición de Banco Santander y ha eximido a la entidad financiera presidida por Botín de lanzar una oferta pública de adquisición por la totalidad el capital de Metrovacesa, porque el canje de deuda por acciones que va a hacer la inmobiliaria provocará a buen seguro que se sobrepase este límite.

La junta de Metrovacesa aprobó canjear 1.358 millones de deuda por acciones propias con el grupo de seis bancos y cajas accionistas (Santander, Banesto, Sabadell, Banco Popular, Caja Madrid y BBVA), que ya controlan el 65% de la compañía. La obtención por Santander de esta dispensa era condición suspensiva de la ejecución del aumento de capital. Con este canje, estas entidades reforzarán la posición de control que tienen en la inmobiliaria desde que en febrero de 2009 ejecutaron la deuda que tenía la familia Sanahuja, el entonces primer accionista.

La CNMV ha basado su deicsión en la normativa que excluye de una OPA cuando se alcance el control de una compañía como resultado de "adquisiciones u otras operaciones procedentes de la conversión o capitalización de créditos en acciones de sociedades cotizadas cuya viabilidad financiera esté en peligro grave e inminente, aunque no esté en concurso, siempre que se trate de operaciones concebidas para garantizar la recuperación financiera a largo plazo de la sociedad".