Santander lanzará una emisión de deuda subordinada para inversores institucionales denominada en varias divisas que, de forma conjunta, alcanzaría como máximo los 6.500 millones de euros, confirmaron a Europa Press fuentes del mercado. En concreto, el banco que preside Emilio Botín tiene pensado colocar esta deuda en euros, dólares y libras con un máximo de 3.000 millones de euros, 3.000 millones de dólares y 1.000 millones de libras que, según los cambios actuales, permitiría al banco captar unos 6.548 millones de euros.