Los responsables de Recursos Humanos del Santander, Fortis y Royal Bank of Scotland (RBS), se mostraron hoy receptivos a las reivindicaciones de los trabajadores de ABN Amro ante su posible compra por parte del consorcio y aseguraron que les explicarán detalladamente sus planes de fusión.
En un comunicado conjunto, las tres entidades anunciaron su intención de reunirse con el sindicato holandés UNI para tratar las consecuencias de la operación. Desde el Santander, el director de Recursos Humanos, José Luis Gómez Alciturri, subrayó la importancia de mantener un espíritu de "cooperación y diálogo" con los interlocutores sociales, para crear un entorno de trabajo estable para los empleados. Por parte de Royal Bank of Scotland, el responsable de personal, Neil Roden, valoró la voluntad de los sindicatos de ABN de implicarse en el proceso de fusión y confió en poder mantener un diálogo constructivo. Roden aseguró que el consorcio comprende las reivindicaciones de los trabajadores y pretende colaborar estrechamente con ellos para asegurar que sus propuestas son bien comprendidas. Por último, el jefe de Recursos Humanos de Fortis destacó sus excelentes relaciones con los sindicatos y los comités de empresa y se mostró convencido de su capacidad para ofrecer nuevas oportunidades a los empleados mediante la ampliación de actividades. Santander, Fortis y RBS han presentado una oferta para comprar el holandés ABN Amro a un precio de 38,4 euros por acción, lo que supone valorar el banco holandés en 71.100 millones de euros, el 13,7% más de lo ofrecido por Barclays, con el que ABN había alcanzado ya un acuerdo de fusión.