Sanofi-Aventis anunció el jueves que la autoridad sanitaria y alimentaria estadounidense -FDA, por sus siglas en inglés- ha aprobado su fármaco para el corazón Multaq, que podría convertirse en uno de sus medicamentos estrella. El medicamento se considera muy importante para el futuro de Sanofi, que intenta contrarrestar la competencia de los genéricos en un momento en que comienzan a vencer las patentes de algunos de sus productos más importantes. El anuncio llega un día después de que el grupo diera a conocer sus planes de reestructuración de la actividad de investigación y desarrollo, en virtud de los cuales se cerrarán algunas plantas.