El grupo farmacéutico Sanofi-Aventis obtuvo un beneficio neto de 3.795 millones de euros en los seis primeros meses del año, lo que supone un descenso del 4,3% respecto al mismo periodo del año anterior, informó la compañía en un comunicado. La compañía francesa señaló que sus resultados reflejan el efecto en sus ventas de la depreciación del dólar frente al euro, así como la competencia para algunos de sus productos por la irrupción de medicamentos genéricos en Estados Unidos. La cifra de negocio de la farmacéutica en el primer semestre del año alcanzó los 14.116 millones de euros, en línea con el dato del mismo periodo de 2006.