El grupo farmacéutico francés Sanofi-Aventis dijo el martes que representantes de la Comisión Europea están realizando inspecciones en sus oficinas. El ejecutivo de la Unión Europea había dicho anteriormente que ha comenzado a realizar análisis en varias compañías del sector farmacéutico como un primer paso para investigar posibles prácticas anticompetitivas.