El gigante francés de la farmacia Sanofi Aventis anunció hoy un acuerdo para comercializar medicamentos moleculares para el tratamiento de dolores crónicos desarrollados por el fabricante indio Glenmark. El acuerdo entre los dos grupos prevé que Sanofi Aventis hará un pago inicial y luego otros en diferentes etapas en función del avance en el desarrollo, el registro y la comercialización de estos productos hasta un máximo de 325 millones de dólares (unos 250 millones de euros, explicó la compañía francesa en un comunicado.
Glenmark recibirá un canon escalonado sobre las ventas de los productos vendidos en virtud de esta licencia, que establece que Sanofi Aventis tendrá los derechos exclusivos de comercialización en Norteamérica, la Unión Europea y en Japón. Glenmark se ha reservado los derechos de co-promoción en Estados Unidos y en cinco países de Europa del este.

Sanofi Aventis tendrá los derechos co-exclusivos de comercialización en otros diez países, incluidos Brasil, Rusia y China, al tiempo que Glenmark conservará la exclusividad de su comercialización en India y en el resto del mundo.

El acuerdo se refiere a moléculas para el tratamiento de diferentes formas de dolores, en particular los neuropáticos vinculados a la diabetes y los osteo-artríticos.