El grupo constructor San José dijo el jueves por la noche que sus pérdidas netas se redujeron un 60 por ciento en los primeros nueve meses del año hasta los 11,1 millones de euros, frente a números rojos de 28,1 millones un año antes.

San José dijo que tuvo que hacer amortizaciones y provisiones en este periodo por casi 21 millones de euros. En un comunicado enviado al supervisor bursátil, la constructora dijo que las ventas cayeron un 22 por ciento a 624,5 millones de euros y que el beneficio bruto de explotación (Ebitda) cayó un 6,5 por ciento a 47,5 millones de euros.