La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía y Hacienda, Elena Salgado, marcó diferencias hoy entre la economía española y la griega ya que, según dijo, no había "ninguna similitud" porque España "no ha engañado nunca con las estadísticas".
Salgado se refirió así en rueda de prensa desde Washington, donde participó en la reunión sobre el plan de rescate de Grecia, y después de que se le preguntara por el posible contagio de la situación del país heleno a economías como la española, la irlandesa o la portuguesa.

"El Gobierno español no ha engañado con las estadísticas, nunca, nunca", defendió la vicepresidenta segunda, negando que exista cualquier posibilidad de que España atraviese por las mismas dificultades que Grecia. En este sentido, se cuestionó si no sería esto lo que le gustaría al presidente del PP, Mariano Rajoy.

Salgado recordó el superávit que tuvieron las cuentas españolas "durante varios años", así como los datos de la oficina de estadística europea, Eurostat, un organismo que "ha confirmado hasta la centésima las estadísticas que hemos enviado". "España tiene un nivel de deuda pública del 53% del Producto Interior Bruto (PIB) frente al 120% en el caso de Grecia", insistió la ministra.

"España tiene una economía que es muy diversificada, tiene también una base inversora para su deuda diversificada y se ha comprometido y está haciendo reformas importantes para mejorar su competitividad", añadió Salgado.

Finalmente, Salgado aseguró que Grecia "está decidida a hacer sus deberes, solucionar los problemas que ha habido en el pasado y hacerlo con la ayuda del FMI y de los países de la zona euro", por lo que, según dijo, en las próximas semanas "habrá ya un plan sobre la mesa al que poder aportar los fondos comprometidos".