Tras frenar su caída el viernes en torno a la zona de soporte de los 1,45 euros, hoy observamos a Sacyr rebotando con fuerza y encabezando las subidas del Ibex 35. Sin embargo, la fuerte revalorización de hoy no invita a comprar más allá de la especulación a corto plazo. ¿Qué opciones tenemos en el valor?


Este lunes la volatilidad hace presencia al alza en el Ibex 35, y en su máxima potencia en Sacyr. La constructora encabeza las subidas del selectivo con un rebote del 6,46% hasta los 1,53 euros. Estas subidas se convierten en meramente especulativas por dos razones: se producen tras vulnerar la zona de soporte de 1,45 euros (el viernes cerró en 1,44 euros), y no es suficiente para romper el primer nivel de resistencia, los 1,56-1,60 euros.

Luis Lorenzo, analista de Dif Broker, aconseja “esperar a recuperar la zona de 1.56-1.60 euros para incorporarnos al valor pues, una vez rotos los 1.60 euros, tendremos opción de ver los 1.72 e incluso 1.80 euros”. En cambio, “con un cierre semanal por debajo de 1,45 euros lo más probable es que vaya a buscar zona de mínimos. Tenemos soporte en 1.22 y posteriormente el euro”.

COTIZACIÓN SACYR:


En lo que va de año la compañía presidida por Manuel Manrique ha perdido un 11,40% de su valor. No obstante, si atendemos al precio objetivo que da el consenso recogido por FactSet, a un año Sacyr podría borrar estas caídas y revalorizarse un 46%, hasta los 2,24 euros.

Debemos destacar que los cortos parecen haberse olvidado de Sacyr, luego de mellar durante tanto tiempo su precio. Actualmente las posiciones bajistas suponen un 1% de su capital, pero no se toman posiciones de este tipo superiores al 0,5% desde que Sothic Capital lo hicera el 1 de noviembre del pasado año.

POSICIONES CORTAS EN SACYR (Fuente: CNMV):


Por fundamentales, Pablo Ortiz, analista del sector constructor e infraestructuras de Interdin, destaca que “el 2012 constituyó un punto de inflexión tras su saneamiento de balance por más de 1.000 millones de euros, prácticamente la totalidad referida a su inversión en Repsol. Actualmente esta inversión está valorada en 20,2 euros por acción, un valor mucho más alineado con la situación de mercado”. De hecho, el experto considera que la exposición a Repsol es una de las mayores incertidumbres que tiene Sacyr. “Las pérdidas latentes superan los 385 millones de euros y la deuda vence en 2015. De aquí a esa fecha creemos que Repsol, habida cuenta de sus buenos fundamentales, puede revalorizarse un 15% para alcanzar un precio en torno a 19,5-20 euros, precio al que Sacyr saldría de Repsol. Además, los gastos financieros de esta deuda están siendo cubiertos por los dividendos y, aún teniendo en cuenta el efecto fiscal, la inversión en la petrolera está aportando beneficio neto del orden de 40 millones al año”.

Otros factores que opacan a Sacyr son “la valoración de los activos de Vallehermoso (mucho suelo difícil de valorar, está perdiendo dinero y arrastra una deuda de 1.230 millones); y que el mercado percibe a Sacyr como una compañía muy endeudada (si observamos qué activos están siendo financiados con esa deuda, no deberíamos pensar que está muy endeudada, pues financia Servicios, Testa, concesiones; negocios con alta visibilidad en la generación de Ebitda. Si excluimos Vallehermoso y Repsol -la deuda de Repsol se eliminaría a un precio aproximado de 19,3 euros-, el resto de la deuda, salvo la corporativa -360 millones- no preocupa”. Por ello, Ortiz considera que Sacyr “puede ser una buena oportunidad de inversión pero especulativa, con mucho riesgo”.