Juan Manuel Santos, presidente de Colombia, firmó el pasado sábado el contrato de concesión de autopista de cuarta generación (4G) que unirá las ciudades de Cúcuta y Pamplona, que tiene una inversión estimada de unos 485,5 millones de dólares y construirá así la empresa española Sacyr.

Este contrato que ha firmado Sacyr, se suma así al que se adjudicó a la compañía hace varios días en el cual la Dirección General de Conservación de Carreteras de México le concedía su primer proyecto de Asociación Público Privada en el país.

Durante el acto de la firma del contrato, Manuel Santos manifestó que esta obra, está considerada como "clave para la conectividad territorial" de Colombia, ya que las autoridades consideran que fortalecerá la economía y generará empleo.

El alcance del proyecto es de tal magnitud que será necesario que los operarios excaven seis túneles y levanten 44 puentes. Como parte de la obra, se construirán 47 kilómetros de segunda calzada para completar la totalidad del corredor en doble calzada. Además de que está prevista la construcción de cuatro kilómetros de calzada sencilla de la variante de Pamplona y se realizará la rehabilitación de los 62 kilómetros de calzada existente.

Técnicamente, los indicadores de Estrategias de inversión señalan que Sacyr se encuentra en tendencia consolidación, con una puntuación de 7 sobre 7, si bien, la volatilidad a largo y medio plazo es decreciente.

 

Sacyr