La renqueante división Saab de General Motors Corp. acelerará sus negociaciones esta semana con "una serie" de posibles compradores, indicó el lunes el director general de la filial, Jan Ake Jonsson.  Jonsson, en una entrevista en la feria del automóvil de Ginebra, señaló que Saab está trabajando con Deutsche Bank y ha empezado negociaciones con posibles inversores del sector automovilístico y externos a él. No quiso dar la identidad de ninguno de los interesados en Saab, pero dijo que es posible que el acuerdo se cierre el año que viene.  Jonsson también indicó que Saab necesita ayudas del Gobierno sueco de 500 millones de euros (628,8 millones de dólares) para sobrevivir ante la brusca desaceleración de als ventas de automóviles en todo el mundo. Saab recientemente intentó su reestructuración bajo la protección de los tribunales suecos.