El grupo energético alemán RWE invertirá 280 millones de euros en la construcción de un nuevo parque eólico frente a las costas de Gales. Esta planta eólica marina permite reforzar la apuesta por las energías renovables de RWE, y se sumará a otra que la compañía alemana ya posee en Gran Bretaña para suministrar energía a 100.000 hogares.