El suministrador alemán de energía RWE invertirá un mínimo de 1.000 millones de euros (1.480 millones de dólares) anuales desde 2008 para ampliar el negocio de energías renovables del grupo. El presidente del consorcio, Jürgen Grossmann, dijo hoy que la empresa prevé aumentar del 5% actual al 20% en 2020 la parte de energía producida a partir de fuentes renovables. La compañía anunció la creación de la filial RWE Innogy, que se ocupará a partir del 1 de febrero del próximo año de la planificación, construcción y puesta en servicio de plantas de producción de energía renovable. El responsable de RWE Innogy, Fritz Vahrenholt, afirmó que esta filial se centrará, sobre todo, en la producción de energía eólica tanto en campos continentales como marítimos, aunque también tiene previsto invertir en energía hidráulica y de biomasa.