El fabricante de material para el tratamiento de basuras Ros Roca ha encargado al banco ING la venta de un paquete de hasta el 25% de la compañía para dar entrada a un socio financiero y acelerar su expansión, según han confirmado portavoces de la compañía. La Vanguardia publica hoy que los futuros accionistas podrían tomar entre un 10% y un 25% de esta sociedad, que factura 600 millones de euros anuales, da empleo a 1.500 personas y está presente en setenta países. Entre los inversores interesados y que ya han pasado la segunda ronda del proceso de venta se encuentran la firma Torreal, de Juan Abelló, o la Corporación Financiera Alba, en una operación que rondaría los 60 millones de euros.