El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha asegurado que la reestructuración del sistema financiero español era "necesaria e imprescindible"

El presidente del Gobierno defiente la reforma financiera porque se necesitan entidades fuertes y solventes que contribuyan a reactivar la economía.

Zapatero difundió en el Congreso de los Diputados que la reforma del sistema ha sido consecuencia de la crisis global que ha vivido el sector a escala internacional, y de la reducción del crédito y de la propia actividad financiera, pero coherente con las reglas en la que las entidades pueden competir.

Además, el presidente subrayó que el Ejecutivo ha procurado preservar la naturaleza jurídica de las cajas de ahorros para que puedan seguir contribuyendo a la obra social