La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha decidido sacar de la bolsa a las acciones de Riofisa a petición de la propia empresa. Los títulos cotizarán por última vez el próximo 5 de diciembre de 2007. El organismo también ha optado por dispensar a la compañía de lanzar una oferta pública de adquisiciones de acciones "al haber asegurado la protección de los legítimos intereses de los afectados por la exclusión".