Repsol YPF ha descubierto un gran yacimiento de petróleo en aguas brasileñas a través de un consorcio en el que participa con un 25% y comparte con Petrobras (45%) y British Gas (30%). El yacimiento está a 2.000 metros de profundidad y a 120 kilómetros de la costa de Brasil, en la Cuenca de Santos. Las pruebas realizadas estiman que el pozo podría tener una capacidad de producción de 2.900 barriles de crudo diarios.
Repsol YPF ha anunciado el descubrimiento de un nuevo campo de petróleo en aguas profundas de la Cuenca de Santos (Brasil). El nuevo yacimiento, denominado Carioca, está situado en el Bloque BM–S-9, operado por Petrobras con un 45% y donde Repsol YPF Brasil cuenta con una participación del 25% y British Gas del 30%. El descubrimiento Carioca se sitúa a 273 kilómetros de la costa de São Paulo en profundidades de agua de 2.140 metros. El pozo descubridor, denominado 1-BRSA-491-SPS (1-SPS-50), registró un test de producción de 2.900 barriles de crudo y 57.000 metros cúbicos de gas por día, con flujo limitado por las instalaciones de la prueba. El descubrimiento Carioca contiene recursos de petróleo muy significativos, y requerirá inversiones adicionales en pozos de delineación y nuevas tecnologías a fin de definir un Plan de Desarrollo del mismo. El descubrimiento de Carioca está en línea con la estrategia de Repsol YPF en el offshore de Brasil, que se confirma como una de las principales áreas de crecimiento del grupo en el mundo. Repsol YPF es la segunda compañía de Brasil tras Petrobras en dominio minero exploratorio offshore en las Cuencas de Santos, Campos y Espíritu Santo. En la Cuenca de Santos Repsol YPF lidera junto con Petrobras la actividad exploratoria participando en 19 bloques, 9 de ellos como compañía operadora.