Las dos compañías españolas, Repsol YPF y Gas Natural, han anunciado que acudirán al Tribunal de Arbitraje de Ginebra, después de que la compañía estatal argelina Sonatrach haya decidido de forma unilateral romper el contrato que daba a las españolas el control del mayor poryecto energético del país. Las acciones de Repsol cerraron el lunes con caidas del 0,11 por ciento, en los 26,45 euros, mientra que las de Gas Natural terminaron en los 38,61 euros, tras ceder un 1,20 por ciento.