Repsol pagará mañana un dividendo a cuenta de los resultados de 2010 de 0,525 euros brutos por acción, lo que eleva el dividendo total de este año hasta 1,05 euros.

Repsol pagará mañana un dividendo a cuenta de los resultados de 2010 de 0,525 euros brutos por acción, lo que eleva el dividendo total de este año hasta 1,05 euros, el 23,53% más que en 2009, tal y como acordó el Consejo de Administración el pasado 24 de noviembre.
 
Para hacer frente al pago de este dividendo, Repsol YPF deberá desembolsar 641 millones de euros, de los que 128 millones serán para su principal accionista, Sacyr Vallehermoso, propietaria del 20% de Repsol, mientras que para la Caixa, que controla el 9,1% de la petrolera, irán 57,7 millones.