Repsol mejora sus principales datos operativos en el tercer trimestre del año, tanto en su negocio upstream (exploración y producción) como downstream (refinamiento), todo ello en un escenario en el que barril de Brent ha subido un 13,5% entre el tercer trimestre del año y el mismo período de 2016. Otros barriles con lo que trabaja la compañía también han subido como el West Texas un 7,3% entre ambos trimestres o el gas Henry Hub un 7,1%.

El tipo de cambio medio avanza también un 4,5%, mientras el algonquín medio (referencia para la zona de Boston) cae un 19,6% entre el tercer trimestre de este año y el mismo trimestre del pasado año.

Por su parte, la producción, que Repsol mide en miles de barriles equivalentes de petróleo (kBEP), sube un 3,8%, mientras que en el área geográfica que más sube es en Europa, África y Brasil hasta un 31,2%, mientras que crece de forma más moderada en otros mercados como Latinoamérica y Caribe, y caer un 5,9% en Norteamérica y un 6,8% en Asia y Rusia.

En el negocio de downstream, refinamiento del crudo y el procesamiento y purificación del gas natural, lo más destacable es el incremento interanual del 37,3% del indicador margen de refino en España, mientras que cae la utilización de la conversión del refino en España un 2,4% entre el tercer trimestre y el mismo período del año pasado.

La compañía petrolera que preside Antonio Brufau sube este martes un 0,19% hasta los 15,42 euros, mientras que el Ibex 35 se revaloriza un 0,14%. En el acumulado de 2017 los títulos de Repsol suben un 14,8% y más de un 30% desde octubre de 2016.